American Shorthair

Se considera al American Shorthair, también llamado Pelicorto Americano, Europeo Doméstico o simplemente Americano de Pelo Corto, un gato nativo de los Estados Unidos, aunque probablemente se originó con gatos procedentes de Europa. No se tiene registro alguno, pero sin lugar a dudas los gatos eran parte de la tripulación de pasajeros que venían a bordo del Mayflower cuando éste desembarcó en el puerto de Plymouth, Massachusetts en el año 1620. Su capacidad de caza pudo haber hecho que fueran muy valiosos para las tripulaciones de los barcos, por lo que también se piensa que llegaron antes a tierras americanas, como en los barcos que llevaban a los colonos a la ciudad de Jamestown en Virginia, o incluso con la tripulación de vikingos en su llegada a Terranova. Algunos de los descendientes de esos gatos marineros, conocidos como Pelo Corto (Shorthair) o Pelo Corto Doméstico, (Domestic Shorthair) se convirtieron en lo que hoy conocemos como American Shorthair.

Los Shorthair eran gatos resistentes y sólidos que se adaptaban bien a las duras condiciones que prevalecían en el crudo continente. Fueron tan buenos cazadores que una publicación del año 1634 los acreditó al salvar las cosechas de las ardillas en una colonia de Nueva Inglaterra. Desde los distintos puntos de llegada por la costa, fueron expandiéndose hacia el oeste con los colonos y allí prosperaron. Antes de 1895, habían dejado una marca lo suficientemente grande como para ser exhibidos en la primera exposición de gatos de los Estados Unidos. La Asociación de Aficionados a los Gatos (CFA) los reconoció como raza en el año 1906. Aunque se habían visto colonias de esta raza esporádicamente en su estado natural, el original acabó extinguiéndose.

El primer American Shorthair del que se tiene registro, era parte de una camada nacida en una granja de Verona, Nueva York en el año 1966. Su nombre era Adam y sus colores eran rojo y blanco. Adam tenía el pelaje característico de los Pelo Corto Americano, el cual era disperso, duro y sus pelos eran rizados, retorcidos y elásticos, al igual que sus bigotes. Joan O’Shea, su criadora, reconoció esta singularidad. Así, con un trabajo arduo y selectivo creó una nueva raza. Primero hizo la cruza de Adam con una gata de pelaje común y luego con otros de pelo corto que no tenían ninguna relación con él; desde aquí comenzó la nueva raza. Por lo tanto, todos los americanos de pelo corto son descendientes de Adam. El resto de los animales fueron seleccionados con mucho cuidado para garantizar la viabilidad de esta raza y su refinamiento.

En el año 1978 la CFA les concedió categoría de campeonato y la raza comenzó a admitirse en exposiciones felinas de EE.UU. Fuera del continente son muy poco conocidos, aunque realmente la mutación de esta raza ya se había dado en Inglaterra durante la segunda guerra mundial, ya que fue observada como colonia de gatos callejeros en el centro de Londres. Lamentablemente los criadores no tuvieron las procuración fijar la mutación de forma correcta, por lo que se perdió sin posibilidad de recuperarla.

Características

Una característica muy conocida, y que tiene en común con su pariente, el British Shorthair, es su naturaleza rústica. Es un gato curioso y despierto que estará siempre dispuesto a hacer cualquier actividad ya que esto lo llena de felicidad. Posee una salud potente, con pocos defectos genéticos. Esto no es de sorprenderse ya que su desarrollo parte de animales domésticos que fueron resistentes. Es por eso que se piensa que su banco de genes es relativamente grande, y son estos genes los que mantienen a su raza saludable. Esto nos lleva a que el American Shorthair tenga un trabajo de raza pura y de que su anatomía debe ser muy exagerada como para generar alguna debilidad.

Sin duda alguna uno de los colores más conocidos e impactantes es el Plata Moteado; más de un tercio de los American Shorthair poseen este color. Este juego de marcas más oscuras contra un fondo de plata brilloso lo hace sencillamente inolvidable. Además de este patrón, se percibe que su manto es corto, grueso y uniforme, con una textura dura que lo protege del frío y la humedad. También tienen variedad de colores que se reparten en cuatro patrones:

  • Colores sólidos: negro, blanco, azul, rojo y crema.
  • Colores parciales: estos tienen la combinación de dos o más colores.
  • Caparazón de tortuga, calicó, azul-crema y bicolor, colores sombreados o humo.
  • Patrones moteados: (clásico, mackerel y parchado) café, rojo, azul, crema y cameo.

Su construcción física es fuerte y equilibrada, siendo un gato simétrico y conformado por una figura que indica poder, resistencia y agilidad. Su tamaño varía desde mediano a grande, y por lo general con proporciones más largas que altas. Posee una cabeza grande con unas mejillas completas, expresión armónica y mandíbulas fuertes. De perfil, su frente tiene una forma curva continua y algo convexa, que va fluyendo desde la parte superior de la cabeza hasta el cuello. Tiene un hocico cuadrado, nariz de un largo medio, mentón firme y bien desarrollado.

Sus orejas son de tamaño mediano, algo redondeadas en sus puntas y no muy abiertas en la base. Con unos ojos grandes y anchos, sus párpados superiores tienen una forma almendrada, mientras los inferiores una forma redondeada. El ancho entre sus ojos es exactamente del tamaño de uno solo de ellos. El color de ellos dependerá de su pelaje. Su cola tiene una longitud media, con una base gruesa que se estrecha al alcanzar la punta.

Carácter

Esta raza de gato demostrará afecto a todos los integrantes de un hogar, así como también a los amigos, pero siempre y cuando reciba respeto a cambio. Suele pedir recompensa cuando vuelve con alguna presa de regalo para su amo. Aunque conserva su capacidad de caza, es más probable que sea un compañero hogareño y familiar, en donde se destacará muy bien. Su temperamento es intermedio, siendo tranquilo pero tampoco inmóvil. Disfruta de su tiempo de juegos sin exigir demasiada atención. Le encanta jugar con rompecabezas o juguetes interactivos ya que es muy inteligente.

Su sociabilidad es innata y no es de los gatos que suele esconderse cuando llegan visitas a tu hogar. Es muy pacífico, aunque no le gusta ser transportado de un lado a otro. Siempre agradecerá tener un espacio a tu lado en un sofá o al final de la cama.

Los criadores dicen que es el compañero ideal para aquel que disfruta de un gato que le guste estar en su regazo pero no en su cara. Son conocidos por sus voces suaves y personalidades adaptables. Son muy sociales por lo que se adaptan bien a otros animales y niños. No les gusta ser abrazados. Al igual que sus antepasados peregrinos, aman su libertad.

Gato raza american shorthair

Cuidados

El pelaje de esta raza tendrá un buen cuidado con tan solo un par de cepillados a la semana. Esto le servirá para distribuir bien los aceites naturales del pelaje en la piel y además eliminará el pelo muerto. El grosor y la cantidad variará dependiendo del clima y época del año.

También se le pueden cepillar los dientes para prevenir la enfermedad periodontal. Si es una higiene diaria es ideal, pero semanal también servirá. Es recomendable recortar sus uñas cada dos semanas. Se pueden limpiar las esquinas de sus ojos con un paño húmedo para así eliminar cualquier descarga o impureza. Recordar siempre limpiar cada ojo con distintas partes del pañuelo o pañuelos diferentes para cada uno, así evitaremos contagios.

Son una raza con un un gran apetito, (recordemos su alta actividad física) por lo que debemos tener cuidado en darle la cantidad justa para que no lleguen al sobrepeso ni obesidad.

Procurar mantener la caja de arena limpia ya que son muy quisquillosos con la higiene (como todos los gatos). Si encuentran su caja sucia puede ser que comiencen a usar otros rincones de la casa. Es recomendable mantenerlos en interior para protegerlo de enfermedades o accidentes. Esto deriva directamente a que tienes que tenerle sus vacunas al día, junto con sus desparasitaciones tanto interna como externamente.

Salud

Esta raza se caracteriza por ser una de las más sanas. Se recomienda de todas formas asistir a tu veterinario para chequear a tu mascota y así tendrás el diagnóstico necesario para que pueda hacer su vida hogareña tranquila.

La cardiomiopatía hipertrófica es un tipo de enfermedad cardíaca que se ha observado en la raza, pero se desconoce que sea genética.