El parecido al Maine Coon

Al igual que su nombre, este felino es una antigua raza que habitaba los bosques de su tierra natal. Los granjeros del país lo apreciaban por sus dotes de cazador pero no fue hasta la década de 1930 que se les prestó atención.

Los gatos llegaron a Noruega gracias a los vikingos por las vías comerciales con el Oriente bizantino aproximadamente en el año 1000 d. C. Se dice que se llevaron unos cuantos ejemplares a su país en sus barcos para poder controlar la plaga de roedores durante los viajes que duraban meses.

Los colores variados de este ejemplar es algo común en Turquía pero eran raros en el resto de Europa. Esto sugiere que llegaron directamente a través de Bizancio. El crudo invierno escandinavo favoreció a su pelaje largo.  

Durante la segunda guerra mundial estuvo a pasos de extinguirse. Su supervivencia se debe a Carl- Fredik Nordane, presidente en ese entonces de la Asociación Felina de Noruega. a principios de los años setenta, Nordane organizó un club de cría para fomentar y conservar la raza. En 1977 la FIFe los aceptó en sus exposiciones y la raza llegó a los Estados Unidos dos años después. No se le reconoció sino hasta 1987 ya que su aspecto era muy similar al del Maine Coon.

Características del Bosque de Noruega

Llamado Norsk Skaukatt en su tierra natal, el Bosque de Noruega tiene características muy similares al Maine Coon. Siendo una raza escandinava, sus orígenes están llenos de misterio. De él se habla mucho en la mitología nórdica y en los cuentos de hadas de mediados del siglo XIX.

Su evolución natural en el frío de Noruega lo llevó a tener un pelaje resistente al agua. El manto exterior es brillante y de un largo mediano, que va desde la espina dorsal cayendo para mantener el cuerpo confortablemente caliente.

Destacan en él sus fuertes patas, garras y uñas que lo hacen un excelente escalador de árboles y de pendientes rocosas. Es un ejemplar inteligente, ágil y excelente cazador. Debido a su estructura física, a los criadores noruegos les gusta verlo como un lince en pequeño tamaño.

El Bosque de Noruega tiene un peso promedio entre 3 y 9 kg. Su cabeza tiene una forma triangular, con una nariz recta ancha que armoniza con el color de su pelaje. El hocico tiene un mentón firme y redondeado suavemente. Las orejas son de tamaño mediano a grande, con puntas redondeadas, erguidas y muy separadas que siguen el contorno de la cabeza. Los ojos son grandes y de forma almendrada, muy expresivos que están ubicados de forma muy separada y la comisura externa está un poco más alta que la interna. Puede tener tonos que van desde el verde, avellana o dorado y los ejemplares blanco pueden tenerlos azules o dispares.

Posee un cuerpo grande con una longitud media, con una musculatura firme y una osamenta recia. El pecho y los flancos son anchos. Las patas, también de una longitud media, son muy musculosas y firmes desde el pie hasta el codo. Los pies son grandes y redondos con unas almohadillas que can en armonía con el color del pelaje. Su cola es famosa por ser peluda, además de larga..

Su pelaje es doblemente impermeable y no tiene una longitud homogénea. Posee una capa  interna muy tupida y lanuda y pelos de guarda visibles en invierno. En el cuello su pelaje forma una abundante gorguera que le enmarca el rostro como si fuera una larga barba.

Claramente solo existen en variedades de pelaje largo, aunque en sus colores se refleja mas diferencias. Los mas populares son el Tabby Marrón, Tabby Plata y ambas variedades con color blanco. Estos colores originalmente servía para su camuflaje.

Comportamiento

Este gato tiene una personalidad marcada por su pasado. Le encanta que lo acojan y le acaricien y él muestra expresivamente su afecto. A pesar de ser un excelente cazador que adora el aire libre, también tiene la necesidad de ser acompañado.

Como en otras razas felinas, si recibe un buen trato desde que nace, entrando en contacto con niños, perros y otros gatos, le será mucho más fácil adaptarse que si crece aislado. Tienen una facilidad innata para comunicarse con las personas que integran su hogar y también con otras mascotas

Tiene un temperamento reservado con los extraños, pero confiado y tranquilo con las personas que ya conoce. Tiene rasgos comunes con el Maine Coon y el Bosque de Siberia.

Es una raza dócil, aunque defiende fuertemente su territorio. Trepador y cazador soberbio. Hay dueños de esta raza que sostienen que viviendo cerca de arroyos ellos aprenden a pescar. Si tienes un ejemplar en tu casa o apartamento puedes adaptarle lugares más altos, ya que como todo gato, ama observar desde el mejor punto de tu hogar.

Cuidados que debe tener tu gato Bosque de Noruega

El Bosque de Noruega goza de una increíble salud. Recuerda siempre que le encanta el aire libre, por lo que debes protegerlo de los parásitos tanto internos como externos.

Lo mejor es peinarlo a diario cuando pierde el grueso de su pelaje invernal. Su pelaje es la de un gato de granja y a pesar de ser tupido y largo, no necesita de muchos cuidados. Tiene la propiedad de ser hidrófugo por lo que rara vez necesita ser lavado.

En cuanto a alimentación se refiere, debe ser controlado en su porción de comida diaria, ya que suele comer mucho, lo que puede provocar que engorde en poco tiempo y son muy propensos a la obesidad. Debes evitar la ingesta de alimentos grasos excesivamente.