¿Cómo desparasitar gatos?

Para todos quienes amamos a los gatos es un deber la desparasitación tanto interna como externamente ya que la seguridad es mutua y en ellos debe haber una seguridad lo más plena posible. Éste problema es uno de los más comunes ya que muchos de nosotros no sabemos el procedimiento para llevarlo a cabo sobre todo si tenemos gatitos más complicados de tratar.

¿Qué es la desparacitación?

El proceso de desparasitación es muy importante para la salud del sistema digestivo y del pelaje de nuestros mininos. Sin éste proceso la salud de ellos puede empeorar gravemente e incluso contagiar a otros animales y a nosotros mismos.

Existen dos tipos de parásitos; los externos y los internos. Revisemos a continuación la diferencia entre ambos:

Parásitos externos: conocidas también como ectoparásitos. Estos viven en la parte externa de nuestras mascotas, lo que incluye la piel, el pelaje u orejas. Los parásitos externos más comunes son las pulgas que son muy molestas para ellos ya que además de darles comezón se alimentan de sangre de manera encubierta.

Otros parásitos externos que podemos encontrar en ellos cuando no son desparasitados son los ácaros (causantes de la sarna) garrapatas o los piojos.

Parásitos internos: estos parásitos se encuentran en el organismo de nuestros animales, principalmente en el intestino aunque también podemos encontrar de estos en los pulmones e incluso en el corazón.

Los tipos de parásitos internos más comunes son los protozoos y los gusanos intestinales los cuales pueden causar obstrucciones y heridas en el intestino. Algunos síntomas que podemos encontrar son: fatiga, tos, abdomen hinchado, falta de apetito, diarrea y vómito.
Si tienes descuido en la desparasitación de tu gato cachorro podría traer consecuencias en su crecimiento y provocarle un retraso.

¿Cómo desparasitar a mi gato cachorro?

Como en todo, los gatos bebés son aún más delicados que los gatos adultos y por lo tanto requieren de otras unidades ya que son más sensibles a ciertos medicamentos. En cuanto a desparasitación externa existen collares antipulgas que son muy efectivos contra estos parásitos, aunque estos sirven en su mayoría para cachorros entre 4 y 10 semanas de vida. Si tu gato tiene menos de cuatro semanas de vida puedes buscar aerosoles contra las pulgas aunque es recomendable es que verifiques con tu veterinario de confianza. Bajo ninguna circunstancia debes bañar a tu gatito ya que aún están creando defensas y un baño puede ser muy perjudicial.

Para su desparasitación interna darle gotitas vía oral es lo más efectivo. A edad temprana no serán más de dos a tres gotitas por kilo durante 4 días. A medida que van creciendo, la cantidad de gotitas por día también lo harán. Por experiencia sé que darle algo a un gatito de manera obligada es una tarea ardua y muy delicada, por lo que lo más recomendable es tomarlo del pescuezo (tal como lo hacen sus mamás) y con mucho cuidado darle la cantidad de gotas necesarias por el costado de su boca para evitar que algún líquido entre por sus vías respiratorias. Si estás con una persona que pueda ayudarte lo ideal es que uno de ustedes pueda mantener la boca del gatito abierta mientras el otro le da las gotas necesarias. Darle sus gotitas durante este período será improntate además ya que así el creará defensas.
Desde los seis meses en adelante ya puedes desparasitarlo con píldoras pero debes verificar primero su peso ya que hay algunas que son para 4 kilos y otras para 10 kilos.

gatito y hombre

¿Cómo desparasitar a mi gato adulto?

Si existe algo difícil en la vida de un Catlover es sin duda la desparasitación de un gato. Si en caso de que tu gato tenga un temperamento muy alterado y para evitar algún accidente, te recomendamos tomarlo y envolverlo en alguna ropa que no uses o en una toalla desde su cuello hacia abajo, dejando solo su cabeza al descubierto. Con mucho cuidado o con la ayuda de un compañero mantienes su boca abierta y con tu otra mano pones la píldora antiparasitaria (anteriormente revisada según el peso de tu gato) en su paladar y la empujas muy delicadamente por su garganta.

Después de esto cierras rápidamente su boca para que a tu gato no le quede más remedio que tragar la píldora. Algo que puede ayudarte es que al cerrar su boca frotes su garganta muy suavemente para que el medicamento pueda pasar por su garganta. Luego de haber terminado tu tarea, ya puedes soltar a tu gatito. Como recomendación puedes darle un snack para que asocie esto positivamente y más adelante sea un poco mas fácil el que puedas darle su antiparasitario.

Parásitos más comunes en los gatos

Parásito redondos: es el más habitual en ellos y habitan en su intestino. Encontramos el Toxocara cati y Toxascaris leonida.

Los gatos no desparasitados eliminan los huevos a través de las heces los que se vuelven infecciosos entre las dos y tres semanas. Estos huevos son capaces de sobrevivir a bajas temperaturas y su capacidad de contagio se puede mantener incluso por unos cinco años.

Parásitos planos: tienen color blanquecino. Su cabeza posee unas ventosas que le ayudan a adherirse a la pared intestinal del gato. Su cuerpo se divide en segmentos. Estos parásitos se eliminan a través de sus heces que están repletos de huevos.

Muchas veces podemos detectarlos a simple vista ya que tienen una estructura blanquecina con forma de semilla. Los más comunes son Dipylidium caninum y Taenia taeniaeformis.