El Gato Munchkin

La mundialmente famosa raza de gatitos de patas cortas. A lo largo de la historia se han conocido diferentes razas de gatos con esta particularidad, desde Rusia hasta Gran Bretaña.

La raza Munchkin surgió por una mutación genética durante el siglo XX en Europa, pero en esta época no tuvo mayor relevancia el conservarla y fue olvidada por un tiempo. En la Inglaterra de 1944 se registró una línea sucesiva de cuatro generaciones con ésta característica pero se perdió con la segunda guerra mundial. Los registros posteriores, indicaban que la única diferencia con el gato común era el tamaño de sus patas, las cuales hacían que su cuerpo se alargara levemente pero no le traían ningún problema de salud.

Ya en 1956 en la ciudad de Stalingrado, (actual Volgogrado) se detectaron felinos con el mismo aspecto. Al igual en 1970 en Nueva Inglaterra y EE.UU y en 1980 en Louisiana. Una mujer llamada Ellen Kasten, quien creció en una granja en la ciudad de Westbury, Nueva York, estuvo siempre receptiva a dar la bienvenida a su hogar a cualquier animal. Fue ella quien le dió el nombre de Munchkin, que significa «El Pequeño». Sin embargo no hubo ningún documento detallado, hasta que Sandra Hocenedal, una profesora de música de Louisiana rescató a dos gatitas preñadas de Munchkin en 1983. Ella se quedó con una de las gatas a la que nombró Blackberry. La mitad de las crías nacieron con las patas más cortas, a las que llamó Babylegs y a los de patas normales Longlegs. Sandra regaló una de los bebés de Blackberry a Kay LaFrance, uno de sus amigos, quién nombró al gatito Toulosse. De ellos provienen los actuales munchkin.

Desde ahí comenzó a reconocerse y a conservarse a través de cruces selectivos de la misma familia. Estos cruces selectivos derivaron en una mutación aún mayor, un gen dominante produjo el acortamiento de los huesos largos de sus extremidades, lo que derivó a un cambio en la forma clásica del gato, dándole origen a una raza acondroplásica (forma frecuente de enanismo), al igual que la raza de perros Basset Hound. En 1919 fue presentado al público mediante un show que fue televisado por TICA en Madison Square Garden.

Características

Lo más distintivo del gato Munchkin son claramente sus patas cortas y su cuerpo alargado. Puede parecer torpe o lento por su contextura, pero son muy ágiles y enérgicos. Su especial formación física no le impide saltar distancias grandes, y aunque no salte desde el suelo a un estante de una sola vez, se las arreglará con un par de movimientos ágiles.

Sus ojos son de color habitual de los gatos domésticos. El pelaje puede ser corto o semilargo y de una variedad de colores que suelen haber en las razas comunes de gatos. Su peso va desde los 2 a 4 kg y los machos suelen pesar un poco más que las hembras.

Carácter

Su personalidad es muy sociable, divertida y alegre. Les encanta compartir tiempo tanto con humanos como con otras mascotas, lo que nos indica que no pueden estar muchas horas solos en casa. Es por eso que se les considera como una de las razas más sociables y uno de los felinos más activos, además de ser extremadamente curiosos. Les encanta subir y entrar a todo tipo de lugares escondidos.

Es una raza hogareña y familiar, no hay ningún problema con tener un ejemplar en un apartamento pequeño. Se llevarán bien con niños, sus amos e incluso con otros gatos u otras mascotas que convivan con él. Siempre buscarán ser mimados y pedirán cariño.

Cuidados del gato Munchkin

Los Munchkin han causado gran controversia en el mundo ya que varias asociaciones internacionales de razas de gatos han criticado la crianza de la raza, basándose en que son fruto de mutación genética que los ha llevado a tener aquella deformidad en el tamaño de sus patas y esta condición de cría es inhumana. Se ha demostrado que los Munchkin no sufren de ningún problema en su columna ni caderas, a diferencia de las razas de perros con patas cortas como los Basset Hound o Dachshund.

No necesita de un cuidado especial ni diferente a otra raza de gatos, y como todas, necesita de una buena alimentación que le de todos los nutrientes necesarios de acuerdo a su estructura y actividad física. Se le debe dar un cepillado de 2 a 3 veces por semana con cepillos que son especiales para pelaje largo. Si tienes un Munchkin de pelo corto bastará con un cepillado por semana. Puedes cortar sus uñas periódicamente, esto hará que haga su vida cotidiana más cómoda para sus juegos y su curiosidad. Recuerda hacerlo con mucho cuidado guiándote por algún video o información necesaria, sino, puedes llevarlo a tu veterinario para un cuidado.
Debes procurar su óptimo estado físico teniéndole juguetes y un rascador donde realizar sus ejercicios y así también rascara sus uñas. Recuerda que el sedentarismo conlleva muchas enfermedades a cuesta, entre ellas la obesidad.

Salud

Suelen ser gatos saludables por el hecho de no sufrir enfermedades más allá de las comunes en cualquier otra raza. Hay dos enfermedades que pueden padecer, aunque no son propias de la raza:

  • Lordosis: es una afección que hace que la columna se hunda en el cuerpo del gato ya que los músculos de la columna se hacen muy cortos.
  • Pectus Excavatum: el esternón se hunde y como un embudo oprime los pulmones y dificulta la respiración
  • Pueden vivir entre 12 y 15 años.