¿Por qué mi gato babea?

El Ptialismo o Hipersalivación es la salivación excesiva. Muchos de nosotros alguna vez hemos visto a nuestros mininos salivando sin tener idea alguna de lo que significa, aunque si tenemos claro que tiene muchas causas.
¿Es normal o debo preocuparme si está salivando? ¿Debo llevarlo al veterinario o puedo cuidarlo yo?

NOTA: Si ves que tu gato a comenzado a babear pero luego esta hipersalivación se ha detenido y el sigue actuando como siempre entonces no hay necesidad de llevarlo a un médico veterinario. Pero si ves que su babeo es constante y además notas algún problema como el que no quiera comer, entonces es recomendable llevarlo a tu veterinario de confianza.

Gato babeando

¿Qué tipo de causas puede provocarle Ptialismo?

Aquí les dejamos algunos motivos por las que tu gato pueda estar salivando:

  • Por respuesta emocional: no es un caso muy común, pero puede suceder cuando responde a una emoción extrema como mucha felicidad, estrés, nervios, miedo entre otros) Algunos de ellos responden con una excesiva felicidad por el catnip (hierba gatera) o al comer algo que les gusta mucho, o en el caso del miedo cuando tienen una visita al veterinario o si son testigos de fuegos artificiales. Si el gato suele tener este comportamiento con los ejemplos anteriores entonces es normal en él, pero si jamás ha sido un gato que babea entonces si es un motivo de preocupación.
  • Problemas dentales: es importante conservar la salud de los gatos en optimas condiciones ya que son muy delicados y debemos mantener alejadas las enfermedades bucales para evitarle mal aliento o dolores. Los problemas más habituales que se producen pueden causar enfermedades como gingivitis, caries, sarro, periodontitis, úlceras, abscesos, quistes o tumores en su boca. Si a tu gato le sucede alguna de estas enfermedades es recomendable un tratamiento recomendado por tu veterinario.
  • Envenenamiento: artículos para el aseo del hogar, medicamentos o incluso algunas plantas son tóxicos e incluso corrosivos, llegando a provocarle ulceración en la boca y el esófago. Si un gato come algo tóxico comenzará a babear excesivamente y presentará además síntomas como vómitos, mareos, náuseas, diarreas, problemas respiratorios, pupilas dilatadas, debilidad, problemas con la coordinación, convulsiones y desmayos. Recuerda que si tu gato tiene acceso a los exteriores también estará expuesto. Si tienes sospechas de que tu gato ha sido envenenado o ingirió una sustancia venenosa, llama inmediatamente a tu veterinario de cabecera.
  • Enfermedades hepáticas y renales: a medida que ellos van envejeciendo van apareciendo ciertas enfermedades comunes de la adultez que atacan comúnmente al hígado o a los riñones.
  • Cáncer oral: algunos gatos desarrollan cierto tipo de cánceres como el carcinoma de células escamosas (tumor maligno que se extiende localmente y que destruye el tejido alrededor como nariz, parpados, orejas y labios), el fibrosarcoma (tumor producido en el tejido subcutáneo) y el linfoma ( cáncer de una de las células sanguíneas llamadas linfocitos) en su boca. Algunos síntomas que puede presentar si tiene ésta enfermedad son el babeo excesivo e incluso sanguinolento, olor de boca, dificultad para masticar por un lado de la boca e hinchazón en la cara. Si presenta alguno o todos estos, lo mejor es llevarlo al veterinario para así detectar tempranamente un posible cáncer.
  • Golpe de calor: si tu gato se encuentra expuesto a altas temperaturas, sin agua y sin sombra donde refugiarse, es muy probable que sufra un golpe de calor y pueda presentar un babeo excesivo, jadeos, vómitos, letargo, altas temperaturas y colapsos.
  • Virus e infecciones: infecciones respiratorias como calicivirus o el herpes pueden provocar úlceras en la lengua, las que causan dolor y babeo.
  • Otras causas de babeo: picaduras de abejas, arañas u otros insectos, mordeduras de serpientes, entre otros.
    Para poder prevenir este síntoma de babeo solamente debemos cuidar a nuestro gato, como cepillar sus dientes una vez por día con una pasta especial fabricada para gatos. Evita los golpes de calor con agua fresca, lugares con sombra para que se mantenga fresco cuando lo requiera. De todas formas si el calor es muy alto en el exterior, lo mejor es dejarlo dentro de casa para evitar lo anterior. Jamás nunca debes dejarlo en tu automóvil estacionado a pleno sol (ni a ningún animal) ya que esto puede causarle algunos de los síntomas que mencionamos anteriormente ya que puede causarles incluso la muerte. Infórmate acerca de que plantas puedes o no tener en tu casa que no le afecten su salud, ya que algunas que para nosotros son comunes para ellos pueden ser letales. Acostumbralo a su canil para que cuando tengas que llevarlo al veterinario o sea un golpe muy duro para él.