El Amoroso Gato Ragdoll

El Ragdoll, del inglés Rag = trapo y Doll = muñeca, literalmente Muñeca de trapo. El nombre se debe a que este ejemplar es extremadamente dócil cuando son tomados en brazo por sus dueños, soltándose hasta parecer casi hechos de trapo.
Su historia se remonta a la década de 1960. Aquí la criadora Ann Baker de la ciudad de Riverside, California, inició la estirpe a partir de Josephine, una gata angora blanca, de personalidad muy cariñosa, y a Daddy Warbucks, un Sagrado de Birmania muy apacible. Además tenía la idea de un patrón de raza lo más parecido al Himalaya o Siamés. El resultado finalmente fue el de la raza Ragdoll, llamado así por ser propenso a caer en brazos de cualquier persona que lo tomara. Con el tiempo también pudieron haber contribuido al desarrollo de los Ragdoll algunas razas como el Persa y el Burmés.

Aparentemente Ann Baker pudo haber hecho insinuaciones un poco absurdas con respecto al desarrollo de la raza, como usar influencia alienígena, que hubo experimentos de la CIA o que incluso se utilizó infusiones de genes humanos, pero siempre fueron dichos sin ningún fundamento. Un equipo de personas que solían trabajar con Baker continuaron la crianza de Ragdolls lejos de la presencia de ella, formando así el Club Internacional de Aficionados a los Ragdoll, (Ragdoll Fanciers International Club) esto con el objetivo de estandarizar la raza y lograr el reconocimiento del registro de los gatos. La CFA los registró en el año 1999 y les otorgó el reconocimiento completo en el año 2000. En el presente la mayoría de los registros ya la reconocen como raza, incluída la Asociación Americana de Aficionados a los Gatos y la Asociación Internacional de Gatos. Los Ragdoll no se cruzan con otras razas.

Características del Gato Ragdoll

El Ragdoll tiene tres características que lo distinguen muy bien:

  • Un carácter dulce, apacible y dócil.
  • Gran flexibilidad que le permite tomar posiciones sin igual hasta llegar a doblarse de formas extrañas.
  • Tienen poca sensibilidad al dolor. Esto puede verse como algo positivo, pero puede llegar a ser preocupante si por esas casualidades accidentalmente le pisaran la cola, ya que no sentirá nada. Claramente esto le hará correr riesgos porque el sentido del dolor es como una alarma que nos hace reaccionar al más mínimo problema.
  • El Ragdoll tiene talla grande, casi tanto como el Maine Coon. Con un cuerpo musculoso y unos huesos fuertes puede pesar entre 4,5 y 9 kilos. Tienen un pecho desarrollado tan ancho como sus muslos. Su cabeza de forma triangular es más ancha, con sus contornos redondeados y un cráneo que es plano entre sus orejas. El cuello es corto, robusto y fuerte.
  • Su hocico es medianamente largo con una forma redondeada, al igual que el mentón. La nariz es de una longitud mediana, terminando a la altura de los ojos y siempre hará juego con el color de su pelaje. Tiene unas orejas de tamaño mediano, con puntas redondeadas y más anchas en la base. Éstas irán siguiendo el contorno de la cabeza y se inclinan levemente hacia adelante. Sus ojos son grandes con un color azul muy nítido, incluso de un tono zafiro. Tienen forma ovalada y con una distancia bastante pronunciada entre ellos, alineados justo con la base externa de sus orejas. Sus patas son medianas, siendo las posteriores más largas y fuertes que las anteriores.
  • El pelo que les cubre las delanteras es corto y tupido, mientras que el de las traseras es entre semilargo y largo, tupido y ligero. Sus pies son redondos y grandes con pelo entre los dedos y con almohadillas que combinan con el color del pelaje. La cola es larga y como un plumero pero siempre proporcionada a su tronco, estrechándose a medida que se acerca a la punta. La mascota la llevará inclinada mientras va caminando. Su pelaje va de semilargo a largo, aunque será preferentemente largo y de textura suave. Es más largo alrededor del cuello, en la parte alta de su cabeza, hombros, lomo y el exterior de su hocico. En las patas delanteras es denso, corto y mediano, mientras que en las traseras es denso, largo y esponjoso.

Carácter del Gato Ragdoll

Los Ragdoll son completamente diferentes a muchos gatos por el simple hecho entregarse en nuestros brazos. Esto es debido a que aman a su gente, a los que suelen recibir en la puerta, seguirlos por toda la casa, o pegando un salto a su regazo y también en la cama cuando se les da la oportunidad. Tienen la cualidad de aprender a ir cuando se les llama o de llevar un juguete que se les ha lanzado. Son dóciles, aunque esto no significa que no tengan nada más que hacer. Les encanta interactuar con sus juguetes o entrar en cualquier actividad familiar que haya. Suelen aprender de alguna situación, ya que entienden los elogios y las recompensas que les entregan luego de hacer algún truco o comportarse de manera adecuada. Su voz es pequeña y dulce, te recordará el horario de sus comidas o te pedirá que lo acaricies, todo esto sin ser excesivamente vocales. Suelen tener buenos modales y puedes convivir fácilmente con ellos. Además siempre van a preferir estar al mismo nivel de su gente que estar en el punto más alto del hogar.
No tendrá problema en convivir con otros animales y nunca existirá rivalidad entre ellos gracias a su exquisito comportamiento. Siempre tendrá actitud sumisa y si hay una situación extrema, se retira y se escabulle.

Podemos concluir que no es un animal apto para la vida en libertad, algo de lo que él es plenamente consciente. El Ragdoll viene ya con una personalidad hogareña e incluso los cambios de casa o viajes en automóvil no le afectan porque se adapta fácilmente a su entorno, mientras se sienta protegido. Mucho cuidado con pisarlo o encontrarse con él cerca tuyo, ya que suele ponerse pegado a los talones de la gente deseoso de mimos y caricias. Tiene además reflejos bastante lentos y si lo tomas en brazos debes llevarlo de vuelta hasta el suelo sin dejarlo caer como lo harías con la mayoría de los gatos ya que no sabe girar en el aire para caer de pie y no queremos que esta belleza de gato se haga daño.

Raza de Gato Ragdoll

Cuidados para el Gato Ragdoll

Al tener un pelaje semilargo, necesitará como mínimo dos cepillados por semana con un peine de acero inoxidable para eliminar el pelo muerto y evitar enredos. Asegurarse de peinar bien el pelaje de sus piernas, especialmente en el encuentro de su cuerpo con la pierna donde es probable que aparezcan esteras. Si se les cepilla amablemente y no jalas de su pelaje, les encantará la atención que reciben de ti durante el cepillado, por lo que querrán repetir la situación. Su pelaje de máximo volumen será en épocas invernales, aunque si son esterilizados o castrados tendrán su pelaje exuberante durante todo el año ya que carecen de fluctuaciones hormonales, como ocurre con los gatos inalterados quirúrgicamente.

Revisar siempre su cola para ver que no queden restos de excremento pegados en su pelaje y limpiar con toallas húmedas de bebé. Se le suele bañar solo si es necesario, variando desde semanas o incluso meses, esto puede ser exclusivamente si su manto se siente grasiento o fibroso. Los Ragdoll pasan por varias etapas de crecimiento antes de alcanzar su tamaño maduro, por lo que siempre debes tener el alimento disponible para impulsar su crecimiento.

Es bueno que se mantenga siempre indoor para evitar accidentes automovilísticos o fatales. Deben llevar una dieta condicionada y acorde a su tamaño o características de su cuerpo. Pueden tener cierta tendencia a sufrir obesidad cuando son algo mayores de edad, sobre todo castrados o esterilizados. Para evitarlo le puedes proporcionar alimentos secos, sobre todo a cierta edad, recuerda que les gusta estar tumbados casi todo el día y apenas hacen ejercicio.

También hay que estar alerta sobre posibles problemas urinarios, algo que suele hacer acto de presencia en animales esterilizados.

Salud

Será suficiente (en esta y otras razas) con que lleves a tu mascota dos veces al año a su veterinario, ya que se le verificará su estado de salud, además del control de vacunas y desparasitación. Es recomendable esterilización de ambos géneros si se cree necesario.
Los problemas que pueden afectar al Ragdoll son las siguientes:

-Miocardiopatía. Hipertrófica: forma de enfermedad cardíaca que se hereda en esta raza. Se puede encontrar en pruebas de ADN para saber si portan las mutaciones causantes de esta enfermedad.
-Mayores riesgos de cálculos en la vejiga.
-Predisposición a la PIF (Peritonitis Infecciosa Felina).

Gato Ragdoll