El Gato Somalí o Abisinio de pelo largo

El gato Somalí es originario de Inglaterra y se piensa que es una mezcla de cruces entre Abisinio, Persa y Siamés. Por mucho tiempo en algunas camadas de Abisinio aparecían gatitos de pelo largo y los criadores los descartaban inmediatamente, pero desde 1960 criadores canadienses y también la americana Evelyn Mague comenzaron a prestar atención a estos gatitos y desde ahí se denominó el linaje Somalí. Su nombre proviene de lo que alguna vez fue Somalía, un país que limitaba con Abisinia (actual Etiopía) y ya que tenían ciertas similitudes físicas, se le dió este nombre.

Esta raza fue admitida por la CFA en 1977 y aprobada por la FIFe en 1983.

Características

Es un gato de tamaño medio, robusto y de aspecto salvaje. Su cabeza tiene forma triangular y maciza y su lomo es levemente arqueado lo que da la impresión de que se encuentra siempre a punto de dar un salto. Sus orejas son puntiagudas y grandes, con mechones largos parecidos a las de los linces (una característica común entre gatos con aspecto salvaje). Sus ojos tienen una forma almendrada, de color cobre, ámbar o verde con párpados oscuros.

Poseen un pelo semi largo y denso pero sedoso y fino y sus colores tienen muchas variedades. No tolera el frío y necesita especial atención durante el invierno para esta característica. Su cola es larga y fuerte con forma de plumero y con pelo compacto. Las patas medianamente largas y de osamenta delgada, finalizando con unos pies ovalados y pequeños. Su desarrollo es lento y luego de uno o dos años llegan a completar su crecimiento. Los machos llegan a pesar hasta 7 kg y las hembras un máximo de 5,5 kg.

Dentro de la raza encontramos tres variedades:

  • Somalí rojo o red sorrel tiene un pelaje rojo cobrizo con salpicaduras marrón (similar al abisinio).
  • Somalí dorado o ruddy tiene un pelaje color liebre marrón-naranja.
  • Somalí azul, con un punteado azul-gris con franjas de color más oscuras.

Las camadas no suelen traspasar los cuatro cachorros, quienes alcanzan su color definitivo entre el año y medio y los dos años de edad aproximadamente.

Raza Gato Somali

Carácter

El somalí es un gato curioso, activo y travieso. Ama explorar el aire libre y no le gusta estar encerrado todo el día. A pesar de tener intolerancia al frío sus instintos de caza son más fuertes por lo que no le importara el clima. No es recomendado tener un somalí en un apartamento muy pequeño. Tampoco es muy sociable al comienzo ya que es muy tímido y desconfiado, pero su adiestramiento será fácil porque es muy inteligente.

Se caracteriza por tener una voz suave y por no ser muy vocalizador.

Cuidados del Somalí

Su cepillado constante hará que su pelaje largo no forme nudos. Además, es importante que elimines el pelo muerto para que no lo trague y evitarás las bolas de pelo. El juego y regaloneo es como cualquier otra raza.

Salud

Esta raza es una de las más sanas, por lo que no trae ninguna enfermedad congénita a cuestas.